¿Qué son las potencias normalizadas de luz?

El mercado tarifario de la electricidad ha experimentado muchos cambios desde el año 2006, momento en el que se llevaron a cabo una serie de optimizaciones de las potencias adaptándolas de 220V a 230V. 

A continuación, te hablaremos de las potencias normalizadas, las cuales se impusieron en ese momento y que puede ser que aún tengas en tu factura si no has realizado ningún cambio tarifario en tu consumo de electricidad de tu hogar.

 

Potencias normalizadas, ¿qué son?

Las potencias normalizadas de luz ya no son obligatorias, aunque en el momento de su creación sí que lo eran, y consisten unas de las potencias de uso más común y frecuente entre los hogares de nuestro país. 

Estas potencias se distinguen en función del tipo de instalación que el usuario disponga en su hogar o residencia. De esta manera, se pueden distinguir los siguientes modos de potencia normalizada:

  • Según la instalación monofásica: los hogares con corriente alterna son los que disponen de esta instalación y varía entre los 220 voltios y los 230 voltios. 
  • Según la instalación trifásica: las casas cuya electricidad circule en tres corrientes alternas son las que disponen de esta instalación, y se divide entre los 380 voltios y los 400 voltios de potencia. 

Como ya hemos comentado anteriormente, en 2006 el Gobierno llevó a cabo una renovación de las tarifas de potencias eléctricas. El resultado fue que las potencias normalizadas pasaron a estar adaptadas a un voltaje de 230V, mientras que las anteriores eran de 220V.

lampara-energia-potencias-normalizadas-luz-atlas

¿Cuáles son las nuevas potencias de 2021?

Asimismo, hay que aclarar que hasta hace un tiempo, únicamente se podía elegir una de las potencias normalizadas. No obstante, desde 2018 los usuarios disponen de una mayor libertad para escoger la tarifa que más les convenga, siendo esta mucho más ajustada a las necesidades del inmueble que habitan y de su consumo de electricidad.  

Los tramos de potencia que actualmente se pueden contratar son aquellos que sean múltiplos de 0,1 kW y nunca deben superar los 15 kW. Además, el hogar debe disponer de un contador que permita siempre la discriminación horaria y la telemedida, es decir, la cuantificación del gasto telemáticamente. 

Esto permite que las viviendas y los usuarios dispongan de una mayor precisión sobre qué tarifa necesitan y cuáles son sus requerimientos. De esta manera, los clientes pueden elegir una tarifa mucho más exacta para consigo mismos, pudiendo ahorrar sin problemas en sus facturas. Sin dejar de lado el disponer de un consumo de luz mucho más sostenible y consciente.

 

¿Necesito normalizar mi potencia de luz?

Como consumidor de electricidad, debes saber que no estás obligado a normalizar la potencia de la luz que tengas en tu hogar. Algo que seguramente podrás llevar a cabo si, como ya hemos mencionado antes, desde 2006 no realizas ningún cambio tarifario o de potencia en tu suministro eléctrico. 

No obstante, normalizar la potencia de tu electricidad será necesario si deseas llevar a cabo alguna de estas optimizaciones o cambios:

  • Aumentar o reducir la potencia de electricidad.
  • Cambiar de tarifa o contrato.
  • Cambiar de compañía distribuidora eléctrica.
  • Cambiar el titular del punto de suministro. 

 

¿Necesitas más información sobre este tema? ¡Contacta con Atlas Energia!

¿ Quieres dejarnos tu valoración de nuestro artículo?
[Total: 0 Media: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *

  • Barcelona
  • Paseo de Gracia 118, Principal - 08008 Barcelona
  • 934 528 501
  • Horario de atención al cliente:
  • 8.30h - 18.30h
  • Julio y Agosto de 8h a 15h
  • Lleida
  • Carrer Riu Ter, 9, 25001 Lleida
  • 973 24 15 22
  • Horario de atención al cliente:
  • 8.30h - 18.30h
  • Julio y Agosto de 8h a 15h
  • Sevilla
  • Pasaje del Duque, 1 - pl 3 - pta 3. 41002 Sevilla
  • 954 564 500
  • Horario de atención al cliente:
  • 8.30h - 14.30h y 16.00 h a 20.00 h
  • Julio y Agosto de 8h a 15h